Los descendientes del Dresden: 121 Aniversario - 27 de Febrero 1889 - 2010 Google+

Friday, 5 March 2010

121 Aniversario - 27 de Febrero 1889 - 2010

Fue el Sábado 27 de Febrero de 2010. A las 18.30 aproximadamente estábamos Peter Mulvany, Magdalena y yo llegando a la estación Napostá. Más allá de la curva al norte de la estación, pasando la escuela, un tren de carga venía con rumbo a Bahía Blanca. Nosotros todavía estábamos en el auto.
Aceleré para llegar a ver pasar el tren desde el andén de la estación.
Llegamos con lo justo. El tren y sus clásicos, tatán tatán espaciados por segundos intermedios, algunos rechinares y mucho viento, todo eso era una pelota ingobernable de sensaciones.
El todo es más que la suma de los sentidos, dicen por ahí. Y ahí, en Napostá el todo fue absolutamente todo.
Fueron segundos hasta que el tren terminó de pasar... pero en ese pasar el tren me traía algo más.
Carta del Padre Gaughren – “Colonia Irlandesa, Naposta, March 5th, 1889: Both you and your readers will, no doubt, feel some curiosity to know how the poor exiles of Erin, to whom you bade God-speed at The Plaza Constitutian on Tuesday evening last, have fared since then.(…) Through unpardonable mismanagement somewhere we did not reach our journey’s end till after seven o´clock. As we alighted from the train darkness was just closing in, and the scene of confusion which ensued in consequence can well be imagined. The wagons had to be unloaded without delay, and there were no lights in the train to guide the workers. Men, women and children were landed on unknown ground, over which they had to grope their way. It was too dark to permit of the tents which had come with us being pitched, and all had to resign themselves to the prospect of passing the night in the open air.”
Ese tren me hizo viajar por el tiempo. Retroceder el reloj unos 121 años exactamente. Me llevó al momento, al segundo, en donde el tren llegaba con los cerca de 800 colonos que venías de Buenos Aires a formar la colonia.
Me hizo verlos bajar del tren con sus petates, deambular por los alrededores, verlos charlar y gritar entre ellos. Imaginármelos asombrados, mirando alrededor la geografía llana y chata que los rodeaba.
Peter una y otra vez repetía "It's unbelievable". Yo los seguía viendo desde la estación.
La actual edificación de la estación de Napostá es la misma que los recibió. Fue construida en 1883. Solo se anexó un gran galpón en diagonal de chapa que creo data de década de 1950.
Es en ese espacio entre el galpón y los viejos galpones frente a la estación donde los puedo ver, con sus ropas de épocas, con las valijas de cuero y los baúles. Mujeres con chicos en brazos y los hombres y niños adolescentes ayudando a descargar. Alguna gente mayor sentada sobre sus maletas como espectadores mirando al resto trabajar. Puedo ver a una abuela que me mira como asombrada y me dice "Musha Sor, why don't you give us a hand?"
I hope this hand of mine would be helpful...
La mujer me sonrió.
El sol ya se apagaba y nos teníamos que volver... pero estuve ahí. Cerca.

La Vitícola Station
Napostá Station